Primer Año en la Universidad Matamoros TA

Aquí les hablaremos del primer año en la universidad. La llegada a la Universidad es excitante porque se experimenta una libertad que nunca antes, en los años de colegio, se había vivido...

COLEGIO ADOLFINA FLORES
(868) 817-2418
candido aguilar 47 ,
MATAMOROS, TA
 
COLEGIO BILINGÜE JUVENTUS
(868) 817-1129
juventino rosas 206
MATAMOROS, TA
 
PREPARATORIA ANTONIO CASO
(868) 149-0763
calle 13 97 , matamoros
MATAMOROS, TA
 
COLEGIO DE LA SALLE
(868) 817-0318
14 156 , Buena Vista
Matamoros, TA
 
HARMON HALL
(868) 816-6060
7 N° 9 , Col Centro
Matamoros, TA
 
COLEGIO BILINGUE VILLA FREINET
(868) 817-7239
Carlos Salazar 27
Matamoros, TA
 
Colegio Don Bosco A.C.
(868) 813-2308
Vizcaya y tipo "C"
H. Matamoros, TA
 
COLEGIO MEXICO
(868) 812-4270
Calle 16 73 , Buena Vista
Matamoros, TA
 
diseños escolares
1110076 telcel 88285553
canales n 42 treviño zapata
hmatamoros tamps, TA
 
CETESI
(868) 816-7937
14 379 , Buenavista
Matamoros, TA
 

Primer Año en la Universidad

Proveído Por:

¿Qué hacer con tanta libertad? En la universidad todo es nuevo: las instalaciones, los compañeros y profesores, el estilo de dictar clases (que ya se llaman cátedras) y las evaluaciones. El salto del colegio a la Universidad es una de las experiencias más significativas en la vida de un joven, no solo porque el ambiente universitario es completamente nuevo, sino porque allí se ha llegado como resultado de una elección individual y personal a estudiar la carrera que definirá el futuro. Este nuevo panorama lo asumen los nuevos universitarios como la oportunidad de ser autónomos y sentirse ‘grandes’. Por esto, es normal que durante el primer semestre los llamados ‘primíparos’ tiendan a cambiar su comportamiento y sus actividades cotidianas para no ser vistos como el niño o la niña, cuando están próximos a los 18 años. Pero todo esto tan atractivo puede lograr efectos en contravía si no se saben absorber los cambios de la llegada a este nuevo mundo. Es posible embriagarse de tanta libertad hasta perder el rumbo de lo que realmente importa: una buena formación académica que prepare para una vida profesional exitosa. Algunos de los cambios para los cuales el nuevo universitario debe ir preparado sin caer presa de su propio asombro son: Nuevos modelos pedagógicos y sistemas de evaluación: En muchas universidades la clase es una conferencia o cátedra, las tareas escolares pasan a ser trabajos y proyectos que se presentan en una fecha determinada y cuya calificación aparece publicada en una cartelera. Autonomía en el manejo de los horarios: A diferencia del colegio, en la universidad cada estudiante elige la intensidad horaria y las materias que quiere ver en de cada año o semestre. En la U cada estudiante es responsable por sus propios logros en cada materia. Por lo general los profesores son distintos en cada cátedra y a diferencia del colegio, no permanecen en la Universidad todo el día pues además de enseñar, trabajan en su propias profesiones. Muchos estudiantes universitarios viven situaciones de desarraigo porque cambian su modo de vida, costumbres, región de procedencia y dinámicas familiares. Algunos viven en ciudades lejos de su familia lo cual les implica valerse por sí mismos en aspectos que antes eran del cuidado de los padres. La visión de la vida cambia. Se abren horizontes, aparecen retos y comienza a perfilarse el proyecto de vida profesional. Es por lo tanto más serio de lo que se cree. Cuando aún no se está maduro Cuando un estudiante ingresa a la Universidad a los 16 o 17 años, todavía tiene rasgos de personalidad de adolescente. Por esto aún no sabe qué piensa de sí mismo y busca identificarse con su grupo para ser aceptado. Este es el pensamiento de la psicóloga Ana Juliana Becerra Santos, quien señala que el comportamiento de los nuevos universitarios depende de la carrera que hayan elegido y de la misma universidad. "El tamaño de la universidad influye. En las pequeñas se siguen comportando casi igual al colegio porque los profesores pueden ejercer un mejor acompañamiento mientras que en las grandes es donde tienden a cambiar su estilo de vida". Según la psicóloga Liliana Lucía Urbano en ocasiones los que ingresan demasiado jóvenes son más ‘consumistas’ que el resto de los universitarios pues siguen a los compañeros que tienen diferentes tendencias en su modo de vestir y en el dinero que gastan. De acuerdo con esta profesional, a veces toman la opción de fumar, beber y cambiar de “look”. Se sienten fuertes y si no son acompañados por sus familias, pueden ser vulnerables ante muchos fenómenos que surgen en la sociedad. Proveido por: LaFamilia.info