La Educación Financiera Hermosillo SO

La educación financiera es elemental para los niños del presente, que serán los hombres y mujeres del futuro. Continúe leyendo para conocer lo que debe hacer para instruir a los niños sobre finanzas...

INSTITUTO DE CIENCIAS Y EDUCACION
(662) 214-6077
iturbide 63 , 5 de mayo
HERMOSILLO, SO
 
I M A R C
(662) 214-0781
Blvd Navarrete S/N , Valle Hermoso
Hermosillo, SO
 
INSTITUTO BICULTURAL WILLIAM
(662) 211-3399
las torres 440 , colinas
HERMOSILLO, SO
 
ESCUELA INSTITUTO IRLANDES
(662) 285-0565
Blvd Enrique Mazon Lopez Km 2.2 , La Victoria
Hermosillo, SO
 
INSTITUTO NICHOLS
(662) 217-1517
Rosales 43 , Centro
Hermosillo, SO
 
CEBACH
(662) 214-0304
Callejon Fatima S/N , San Benito
Hermosillo, SO
 
COLEGIO COMERCIAL PROGRESO
(662) 212-1976
morelia 95 , centro
HERMOSILLO, SO
 
Centro de Educación Bilingüe
(662) 214-2633
Aldama #163
Hermosillo, SO
 
UNIDEP
(662) 217-0520
horacio soria larrea 217
HERMOSILLO, SO
 
CENTRO DE EDUCACION BILINGÜE LID
(662) 216-0080
san bernardino 1000
HERMOSILLO, SO
 

La Educación Financiera

Artículos Proveído Por:

A pesar de algunas noticias alentadoras, la situación económica global no se ha estabilizado aún, y hay muchas realidades que debemos considerar antes de dar un suspiro de alivio y simplemente seguir viviendo como si nada hubiera pasado.

Hay numerosos factores que nos deberían preocupar, comenzando con la enorme deuda fiscal de EEUU, cuya economía tiene un efecto sobre la de todos los demás países.

Se suma la inminente inflación que va a arrasar con el dólar y el retiro en masa de los famosos "baby boomers" del mercado de consumo. Éste segmento tan importante de la población occidental están jubilando, están restringiendo sus gastos y en el futuro muy cercano van a ser una tremenda carga para los sistemas previsionales y de salud vigentes, de los cuales algunos ya están en crisis hoy en día.

¿Quién va a pagar las cuentas? Sin duda los que pagarán los impuestos a futuro: nuestros hijos.

El futuro económico a mediano plazo se ve color de hormigas. No quiero aguarle la fiesta a nadie, más bien quisiera abrirle los ojos para que pueda prepararse bien Ud. y, en especial, para que pueda preparar bien a sus hijos.

Es más importante que nunca que nos esforcemos a educarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos en el manejo adecuado de nuestro dinero.

Si usted estudia con detención el currículo escolar de sus amados retoños, hay un ramo fundamental que no va a encontrar allí: la educación financiera. Nadie les está enseñando que hacer con el dinero que van a ganar con el sudor de su frente en el futuro cercano.

¿Por qué se está omitiendo éste aspecto tan importante de la educación de cualquier ser humano? Es muy simple, la educación tradicional no tiene como objetivo producir emprendedores o inversionistas, sino personas que sepan insertarse exitosamente en el mercado laboral. Es decir, produce buenos empleados.

Éste hecho, sumado a la tendencia actual de llevar una vida de consumo, aunque signifique endeudarse, es la principal causa por la cual la vasta mayoría de las personas tengan un estado de cuenta negativo hoy en día. Viven de un sueldo a otro pagando sus deudas, apenas ahorran y casi nunca invierten.

¿Es éste el legado que Ud. quisiera dejar a sus hijos?

¡Es tiempo que nosotros, los padres, asumamos nuestro rol de suplir los conocimientos que el colegio no va a entregar!

Y aquí topamos con otro problema. La mayoría de los adultos hoy en día también son analfabetas cuando de finanzas se trata. Hemos recibido una educación que nos brinda mucho conocimiento, incluso diplomas y honores, pero que es carente de una educación financiera sólida que nos permite prepararnos bien para la vejez.

Las estadísticas demuestran que solo un porcentaje muy pequeño de personas, menos del 10 %, llegan a "los años dorados" con una situación económica que les permite mantener el estilo de vida al cual están acostumbrados.

¿Qué podemos hacer? Yo propongo que estudiemos las finanzas básicas que cualquier persona debería dominar, junto con nuestros hijos, para poder ir capitalizándose en vez de ir endeudándose durante el transcurso de su vida.

De: Bettina Langerfeldt

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com