El Éxito de tu Modelo de Negocio Mexico DF

¿Estás pensando en lanzar tu propio negocio? Según nos explica Seth Godin en su superventas The Bootstrapper’s Bible, estos son los elementos clave que conforman un modelo de negocio. Continúa leyendo...

Gaar Focus Customer
015591832379
Heriberto Frias No. 1439 interior 402 Col del valle México D.F.
México, DF
 
GUíA CONTADORES Y CONSULTORE
(555) 601-4597
heriberto frias 1414
DISTRITO FEDERAL, DF
 
LOSUNG CHOKMAH
(555) 662-0266
insurgentes sur 1650
DISTRITO FEDERAL, DF
 
ADMINISTRACION DE TECNOLOGIA
(555) 485-8607
cll sn marcos 10
DISTRITO FEDERAL, DF
 
OPTIPROA
(555) 219-3503
barranca del muerto 415
DISTRITO FEDERAL, DF
 
HUMANagementT
(555) 808-1976
Emiliano Carranza 41
México, DF
 
CONSULTORES INTERNACIONALES
(555) 661-6270
diamante 1685 11-1102
DISTRITO FEDERAL, DF
 
ABOGADOS MEDINA ALBOR CONSULTORES JURÍDICOS
(555) 336-4512
CALZADA DE TLALPAN 2356 PISO 1, COL. EL CENTINELA
DELEGACIÓN COYOACÁN, DF
 
SIT CONSULTORIA EN COMUNICACIÓN
(555) 511-5336
cll hamburgo 159 1
CUAUHTEMOC, DF
 
CONSULTORIA Y DESARROLLO
(555) 535-2536
cll versalles 21 3
CUAUHTEMOC, DF
 

El Éxito de tu Modelo de Negocio

Proveído Por:

- Distribución. ¿Dónde se vende el producto o servicio al consumidor final? ¿Qué intermediarios están implicados en el negocio?

- Ventas. ¿Quién está vendiendo por ti? ¿Cómo vas a compensarle?

- Precio. ¿Cuánto pagan los mayoristas, los minoristas y el consumidor final?

- Producción. ¿Cómo vas a fabricar el producto o servicio?

- Materia prima. ¿Dónde consigues eso que vas a vender?

- Posicionamiento. ¿Cómo percibe el producto en su mente el consumidor final?

- Marketing. ¿Cómo encuentran información sobre el producto o servicio los consumidores?

- Barreras de entrada. ¿Cómo serás capaz de sobrevivir cuando lleguen los competidores (atraídos por un negocio que funciona)?

- Escalabilidad. ¿Cómo conseguir que tu negocio crezca?

Y, siempre según Godin, esto son los 5 atributos que tu modelo de negocio debería tener:

1. Que genere beneficios

Parece obvio. Pero te sorprendería saber la cantidad de gente que pierde dinero con cada uno de sus productos y que, sin embargo, se empeña en aumentar el volumen de ventas. Casi ningún negocio es rentable al principio. Hay que pagar el alquiler, comprar las máquinas, la materia prima, los ordenadores… La pregunta es: ¿cuánto se puede esperar hasta que el negocio sea rentable? Godin propone lo siguiente: Escribe en un papel un fecha objetivo en la que tu negocio debe ser rentable. Si te pasas del plazo establecido y la cosa no funciona, o se te ocurre cómo arreglarlo o será mejor que abandones. Seguir en un negocio ruinoso simplemente porque ya has perdido mucho dinero con él es una pésima estrategia de negocio. Debes aprender a detectar los factores que transforman un negocio no rentable en uno rentable. Los modelos de negocio, al igual que las fórmulas matemáticas, no pueden depender de un milagro. Es verdad que, muy de vez en cuando, alguien consigue crear su propio modelo de negocio. Pero es mucho más común, y más sencillo, que el modelo de negocio ya exista antes de que tú lo elijas.

2. Que pueda protegerse de los competidores

Un negocio rentable siempre va a atraer a los competidores. ¿Qué harás cuando estos aparezcan? Si sacas un euro de cada producto que vendes y de repente se produce una guerra de precios, puede que acabes sacando un céntimo por cada unidad. Y eso es muy malo. Para eso existen las barreras de entrada, que pueden adoptar diferentes formas: una patente, una marca fuerte, una distribución exclusiva, una fórmula secreta de fabricación (esto cada vez es más difícil de mantener, pero es posible) y algo llamado “la ventaja del que lleva la iniciativa”. Blockbuster creó una gran barrera de entrada cuando abrió miles de videoclubes por todos los sitios. Para cuando la competencia apareció, los mejores sitios ya estaban cogidos. Evidentemente, esta es una barrera muy cara de construir… Pero hay otras maneras. La ventaja de llegar primero está muy clara: si montas un negocio para cortar el césped en tu vecindario, habrás resuelto la necesidad de tus vecinos. El que llegue después ya no puede resolverla. Lo único que puede hacer es tirar los precios u ofrecer un servicio notablemente mejor. Es decir, la competencia va a tener que ir a remolque porque tú tomaste la iniciativa y llegaste antes.

3. Debe autoalimentarse

Una de las trampas en las que caen muchos emprendedores es la de inventarse un modelo de negocio que no funciona por sí mismo, y que necesita un paso intermedio bastante complicado. Si, por ejemplo, quieres vender cuchillas de afeitar, y ese va a ser tu negocio, necesitas que haya un montón de gente con una maquinilla compatible. ¿Es posible conseguirlo con poco dinero? Sí. Pero en 9 de cada 10 ocasiones, este tipo de negocios fracasan. Conclusión: normalmente el emprendedor se queda sin dinero antes de cambiar las costumbres de la gente.

4. Que sea ajustable

Necesitas contar con un modelo de negocio que puedas modificar sobre la marcha, y que te permita ajustarte a las necesidades del mercado. Un modelo de negocio que depende de un montón de partners y consumidores resulta mucho menos flexible. Imagina una gran cadena formada por más de 1000 restaurantes especializados en un tipo de comida determinada. Si un plato diferente se pone de moda, les va a costar mucho tiempo y esfuerzo negociar con los proveedores y formar a todas las delegaciones y a todos los empleados para distribuir ese nuevo plato. En cambio, un restaurante pequeño no tardará casi nada en conseguirlo. En apenas una semana o dos ya puede preparar y vender el plato de moda.

5. Debe tener una estrategia de escape (aunque esto es opcional)

Si eres capaz de vender el negocio que has construido, podrás recuperar al menos parte de lo que invertiste. Incluso puede que salgas ganando. Si no puedes venderlo, en cambio, tendrás que contentarte con el beneficio anual. Posiblemente, es esto último lo que quieres. Pero siempre está bien contar con una alternativa. Cuando tu negocio es pequeño, tu negocio eres tú. Para tus competidores resulta más barato montar otro negocio como el tuyo, en vez de comprártelo a ti. Pero si consigues crecer, contratas empleados y construyes una marca, entonces tu negocio vale dinero. Y eso siempre constituye una opción interesante.

Haga click aquí para leer más artículos de Blog del Freelance