Construyendo Equipos Durango DU

Una de las misiones más difíciles e importantes del líder emprendedor es la construcción de su equipo. Entender cuál es el momento en que es necesario dejar de funcionar sólo para apoyarse en otras personas, es una señal de buena conexión con la realidad...

ADVIC-Coaching Empresarial
(618) 169-9285
Madreselva 416, Jardines de Durango
Durango, DU
 
CONSULTORIA AMBIENTAL
(618) 813-4268
cll coronado pte 335
DURANGO, DU
 
C MEJORA
(618) 827-3371
call florida 1146-b
DURANGO, DU
 
ANDRADE CANCINO JORGE
(618) 142-5262
cll mariano herrera 315
DURANGO, DU
 
CONSULTORES PARA NEGOCIOS
(618) 835-0798
blv domingo arrieta
DURANGO, DU
 
DARAL Y ASOCIADOS
(618) 817-2809
francisco villa 603
DURANGO, DU
 
CONS Y ASESORIA DE LA PEÑA
(618) 817-1029
ave dolores del rio 606
DURANGO, DU
 
COMITE DE SANIDAD INOCUIDAD
(618) 813-8233
cll miguel de cervantes
DURANGO, DU
 
ASESORES ESP DEL GUADIANA
(618) 810-0712
cll lazaro cardenas 419
DURANGO, DU
 
CAMPESINA GRAL FRANCISCO
(618) 813-4075
cll tacuba 107
DURANGO, DU
 

Construyendo Equipos

Proveído Por:

Construirlo, y sobre todo por primera vez, requiere de las mejores herramientas y de su aplicación con inteligencia.

Liderar sintiéndose parte

En general, construir equipos es un proceso complejo y apasionante. Por un lado, y sobre todo cuando se trata de la primera vez, tomar la iniciativa de integrar otras personas al proyecto supone un movimiento emocional y operativo importante. Es necesario que el emprendedor piense lo suficiente antes de tomar decisiones, ya que una vez que se inserta a alguien debe ser para que se quede. Las personas, contra lo que piensan en algunas empresas o áreas de empresas de cultura jurásica, no son piezas que se ponen y se sacan. Cada movimiento en este sentido requiere inversión de energía de todos los involucrados y las acciones inútiles generan desgaste evitable. A diferencia de las máquinas, en donde un recambio de piezas influye en la memoria de las mismas, el ser humano guarda en su archivo una síntesis de las experiencias felices y traumáticas de cada modificación que le es impuesta sin elección. El conjunto de ellas constituye una especie de balance que se pone en juego permanentemente ante cada acción que realiza en su lugar de trabajo.

Por otro lado, y sobre todo cuando las decisiones son bien tomadas, armar equipo es un hecho enriquecedor y potenciador para el emprendimiento y para cualquier empresa, por más sólida y consolidada que sea. El emprendedor consciente, arma equipo para crecer, porque sabe que tal como está no podrá crecer mucho más o necesita que lo ayuden a amortiguar caída. Entonces, la definición de nuevos roles, el proceso de búsqueda, conocimiento y selección de nuevos colaboradores, y la inclusión de los seleccionados en el proyecto es alimentador cien por ciento. Es aconsejable que el emprendedor se encuentre con buena predisposición para disfrutar de este proceso y sacarle el mayor jugo posible.

El gran click que debe ocurrir en la mente y el corazón del emprendedor para vivir positivamente este evento, es mantener su condición de liderazgo sintiéndose parte de algo más grande que su emprendimiento original. Uno puede liderar desde afuera de su equipo o hacerlo desde adentro. No estoy hablando en términos estrictamente físicos sino más bien emocionales. El emprendedor que arma y equipo y trabaja con la puerta de su oficina siempre cerrada (por más modesta que sea), no sólo tiene que cambiar físicamente abriendo su puerta. Para hacerlo genuinamente, debe abrir sus puertas emocionales, abrirse e integrarse y entonces naturalmente abrirá la puerta de la oficina. Integrar otras personas al emprendimiento no es sólo acumular números de legajos, sino además ideas, visiones, hábitos, estilos de desempeño que constituyen nuevos aportes al emprendimiento original.

Como esto no se trata solo de pensamientos y palabras, sino más bien de ejecutar hechos, les dejo algunas sugerencias que espero sean útiles cuando necesiten construir equipos.

Consejos para la construcción de equipos

1. Antes de iniciar la construcción, reflexione profundamente sobre lo que va a hacer y su significancia.

Trabajar en equipo es muy distinto a trabajar sólo o con colaboradores tercerizados. Se deben compartir espacios físicos, intelectuales y visiones sobre el negocio. Por lo tanto el emprendedor debe negociar con sí mismo, con los demás y lograr acuerdos sustentables con todos;

2. Realice una búsqueda acorde a sus posibilidades y necesidades concretas.

No se embarque en búsquedas ideales, las personas ideales no existen en la práctica. Sea capaz de bajar a la realidad sus expectativas.

No olvide que, cuando se busca integrar a nuevos colaboradores, la principal razón es que Usted no puede lidiar adecuadamente con lo que le va a delegar a ellos. Entonces no espere de ellos soluciones ideales. Deles el status de personas y prevenga errores, marchas y contramarchas. Lo enriquecedor será aprender y construir juntos una nueva realidad;

3. Diseñe claramente qué clase de equipo necesita su emprendimiento.

Muy importante, no es cuestión solo de imaginar un equipo, sino el equipo que su emprendimiento necesita;

4. Arme un equipo balanceado.

No espere TODO lo que necesita de una sola persona, reparta el total de la necesidad en más de una. Nadie le va a dar todo lo que el emprendimiento está necesitando, salvo que sea una necesidad muy puntual. El emprendedor deber tener capacidad para lograr aportes distintos de varias personas, que dichos aportes se complementen y que el resultado de dicha mezcla sea el que el proyecto necesita para
lograr el objetivo y superarse;

5. Comuníqueles claramente a los nuevos integrantes qué espera de ellos.

Las personas necesitan saber qué se necesita y para qué los han seleccionado. Deles la posibilidad de que comenten su punto de vista, si creen que serán capaces de cumplir con las expectativas y cómo. También de que comenten si creen que necesitarán ayuda en su tarea;

6. Comuníqueles con claridad cuáles son los valores de su emprendimiento.

Es muy importante que lo sepan y, sobre todo encárguese de que dichos valores sean los aplicados en la convivencia cotidiana. No son valores sólo por estar presentes por escrito en un cuadrito o un documento de alguna computadora. En este caso corren el riesgo de ser sólo una expresión de deseos;

7. Cree un clima receptivo a los nuevos integrantes.

Que los nuevos integrantes perciban en la práctica que están siendo esperados y recibidos no sólo para tirarles un contenedor de tareas encima, sino también para escuchar sus planes para resolverlas, para hablar y equivocarse. Buen clima es distensión, flexibilidad, intercambio de ideas, ejecución y resultados.

8. Comparta la mayor cantidad de información posible con su equipo.

Hablamos de información relativa al emprendimiento y de relevancia. No se trata de compartir banalidades. Cuidado porque todos nos damos cuenta fácilmente cuando somos tenidos en cuenta y formamos parte del proyecto en el nivel estratégico o táctico; y cuando nos llenan de comentarios innecesarios mientras que lo importante siempre pasa delante de nuestras narices hacia dos escritorios más allá.

9. Fomente el pensamiento y la acción estratégica.

Permita que todas las personas propongan soluciones potenciales y que la más adecuado sea liderada por quien la propuso. Explique también que, dado que no todos tenemos capacidad para liderar, no sólo puede ser conducida por quien la ideó sino por otros miembros del equipo.

Trabajar de esta manera hará crecer a su equipo intelectualmente y por ende a su emprendimiento.

10. En lo posible, arme un equipo con gente que juegue en toda la cancha.

Un “Holanda 78”, no se logra todos los días. Pero puede lograrse en el marco de ciertos valores predominantes. En la naranja mecánica se imponían los valores de compartir el esfuerzo y la gloria, entonces todos trabajaban para lo mismo. Su coach les daba espacio y rienda suelta para la iniciativa y la creatividad. Los propios integrantes solían integrarse con armonía y terminaban definiendo los aspectos secundarios del rol que se les había impuesto. Un equipo con estas características estimula la obtención de lo mejor de cada integrante de manera natural, lo que lo lleva a disfrutar de su tarea y a entregar lo mejor que tiene en pos de los objetivos en común.

Haga click aquí para leer más artículos de EmprendedoresNews.com