¿Cómo Liderar y Delegar? Reynosa TA

Este artículo tiene como finalidad ser una guía practica para las personas que están asumiendo por primera vez el reto de liderar y dirigir un equipo de trabajo. Ser un líder implica muchos aspectos dentro de las empresas...

ASESORES PROFESIONALES
(899) 923-3536
blv las leonas 310
REYNOSA, TA
 
DEINSA
(899) 923-0506
ave oxidental 1540
REYNOSA, TA
 
MULTISERVICIOS SARA
(899) 958-0252
blv monte bello
REYNOSA, TA
 
ASESORIA NVO SANTANDER
(867) 714-7241
cll comonfort 1621
NUEVO LAREDO, TA
 
AUTOMOTIVE INSPECTION
(868) 816-1374
clle sn carlos 28 b ,
MATAMOROS, TA
 
DESARROLLOS INTEGRALES
(899) 926-0567
cll tuxpan 205
REYNOSA, TA
 
SCALA CONSULTORES
(899) 924-0743
estefania castañeda
REYNOSA, TA
 
PULIDO CASANOVA GUMERCINDO
(899) 923-1881
cll manzanillo 258
REYNOSA, TA
 
BAKER TILLY TAMAULIPAS
(833) 210-7343
cll 6a 1300 , jardin 20
CIUDAD MADERO, TA
 
LLARENA ARRIOLA MODESTO
(833) 217-5299
miguel hgo y costilla
TAMPICO, TA
 

¿Cómo Liderar y Delegar?

Artículos Proveído Por:

El aspecto más importante cuando se asume el reto de liderar un equipo de trabajo, yo pienso que es el trato con los subordinados, puesto que la conducta de las personas no es predecible. Cuando asumimos el liderazgo de un equipo encontraremos la mayor parte de las ocasiones tres tipos de actitudes hacia nosotros:

1. Un grupo de trabajadores nos mostrarán su apoyo incondicional.
2. Un grupo pequeño se nos opondrá abiertamente.
3. Otros que harán únicamente lo necesario para mantenerse en el puesto.

Lo más idóneo es que el estilo de liderazgo que utilicemos genere un clima laboral positivo con personas que apoyen e innoven a favor de la compañía, con esto se podrá lograr que la mayoría de nuestros subordinados se ubiquen en el grupo de las personas que nos muestran su apoyo y que poco a poco se vaya disolviendo el grupo de los que se nos oponen abiertamente.

Desde mi perspectiva, desde un inicio, debemos actuar tal como solemos hacerlo habitualmente, no es recomendable asumir poses o gestos que no nos representan, es necesario que transmitamos una imagen real, prácticamente no finja ser otra persona que no es. Las poses son descubiertas más rápido de lo que imaginamos y esto ocasionará que las personas difícilmente confíen en nosotros cuando comuniquemos una orden o demos alguna indicación.

Para empezar a delegar debemos tener en cuenta los siguientes aspectos:

1. Debemos tener los conocimientos necesarios, no podemos delegar funciones o actividades de temas o aspectos que no comprendemos en su totalidad, es importante estar muy bien informado y actualizado.

2. Debemos desarrollar una comunicación cien por ciento efectiva, el principio de una comunicación exitosa lo constituye el saber escuchar y analizar lo que nos transmiten, ya que esto nos ayudará a darnos cuenta que no necesariamente todas las iniciativas deben partir de nosotros, debido a que los demás miembros del equipo también pueden aportar ideas valiosas. Tampoco debemos olvidar que para obtener una comunicación plena, deben emplearse los mismos códigos y el mismo lenguaje.

3. Toda orden o disposición debe tener un objetivo, una meta, hay que aclarar que el cumplimiento de esa orden reviste importancia y que el no hacerla adecuadamente traerá consecuencias negativas para la organización.

El desarrollo de conflictos es uno de los mayores dolores de cabeza de los jefes que aun no cuentan con experiencia en temas de dirección, sin embargo no es sano considerar que todos los conflictos son nocivos, ya que generalmente después de un conflicto el equipo logra arribar a soluciones o iniciativas muy valiosas. Dependerá de la pericia del jefe que el conflicto proporcione resultados positivos o que en caso contrario cause grietas al interior del equipo. Un buen jefe debe dejar que el conflicto fluya, pero también debe saber cuándo es necesario intervenir.

Otro aspecto fundamental es asumir desde un inicio que estamos trabajando con personas que como ya hemos comentado necesitan ser escuchadas, que requieren de recursos e infraestructura para poder efectuar sus labores. Asimismo necesitan de motivación, conocer cuál es el objetivo de la organización y sentirse adecuadamente recompensados.

Todos estos aspectos forman parte de la gestión del talento humano en una empresa, por lo que es recomendable trabajar siempre con el apoyo permanente de la dirección o gerencia de recursos humanos en pos de mantener un clima laboral adecuado.

Si luego de aplicar estas medidas aun hay miembros del equipo que no nos muestran su apoyo, es recomendable tomar al toro por los cuernos y preguntar a la persona por el origen de su actitud ya que la solución puede ser fácil.

En caso no consigamos resultados positivos con todos los miembros de su equipo, no hay que frustrarnos ya que muchas veces nos encontramos con personas cuya actitud no encaja en la organización, por lo que en ese momento será necesario tomar otro tipo de decisiones por el bienestar del equipo.

Considero que si seguimos estos consejos, contaremos muy pronto con un equipo conformado por personas que nos mostrarán su apoyo lo cual se traducirá en mayores iniciativas, mayor empeño y dedicación al momento de efectuar las tareas encomendadas.

Haga click aquí para leer más artículos de Articuloz.com